martes, 25 de diciembre de 2012

DIA 2: VENECIA


Después de desayunar en el hotel, fuimos a la Estación de Mestre que está justo enfrente del hotel para ir a Venecia.

Comenzamos nuestra ruta por Venecia por el barrio judío (Ghetto) que ha sido conocido gracias al Mercader de Venecia de Shackespeare.

En este barrio se obligó a vivir a los judíos entre los siglos XVI al XVIII, y destacan fundamentalmente las sinagogas, las estrechas y pintorescas calles con la ropa colgada y fundamentalmente por el Campo Ghetto Nuovo donde podreis encontrar el Museo Judío y el  Memorial del Holocausto.



Seguimos nuestra ruta paseando por el Río de la Misericordia por donde llegamos hasta el Campo de Santa Sofía para hacer un descanso. Tras recuperar fuerzas llegamos a uno de los lugares más emblemáticos de Venecia, El Puente Rialto.



Cerca del puente, paramos a comer en un sitio de Pizza al Corte que nos recomendaron, Antino Forno (el mejor sitio de pizza al corte que probamos en este viaje). Por 18€ pedimos dos trozos grandes de pizza y dos latas y fuimos a comer al lado del Gran Canal aprovechando las bonitas vista y el encanto de Venecia.

El Gran Canal tiene de 30 a 70 metros de ancho, 3.800 metros de longitud, y un máximo de 5 metros de profundidad. A sus orillas, se levantan cerca de 200 palacios, construidos desde el siglo XII al XVIII.




Después de hacernos varias fotos con el Gran Canal y el Puente Rialto de Fondo nos pusimos en marcha hasta el Campo San Polo.
Después de esta pequeña parada nos fuimos a visitar los lugares con más encanto de Venecia: Plaza San Marcos, Basílica de San Marcos, Campanile y Palacio Ducal

PLAZA SAN MARCOS es la Plaza más bonita de Venecia, de hecho las demás Plazas de Venecia se llaman Campo. El suelo de esta Plaza es de losas de piedra de Istria y está delimitada por los Edificios más conocidos de Venecia: Torre del Reloj, Basílica de San Marcos, Campanile y al fondo se encuentra el Palacio Ducal.



BASÍLICA SAN MARCOS destaca por la planta de cruz griega con multitud de cúpulas y por su airoso Campanile, seña de identidad de Venecia, notablemente separado del cuerpo de la basílica. La entrada a la basílica es gratuita pero las chicas debéis recordar que para entregar no podeis hacerlo en pantalones cortos ni tirantes, por eso a la entrada os venden unos pareos de papel por un 1 €.



CAMPANILE desde allí señalaban la llegada de los barcos y los incendios de la ciudad. Por 8 euros puedes subir al campanile (en ascensor) donde e obtienen las vistas más bonitas de Venecia.



Palacio Ducal (Palazzo Ducale), El palacio fue residencia de los dux, sede del gobierno y de la corte de justicia y prisión de la República de Venecia. Su acceso principal es la Porta della Carta, admirable obra tardogótica cuajada de esculturas, contigua a la Basílica. Muy suntuoso es el patio del palacio, con la Escalera de los Gigantes, de Sansovino. El interior conserva parte de las estancias originales con ricas colecciones pictóricas.



PUENTE DE LOS SUSPIROS es uno de los puentes más famosos de Venecia  y une la antigua prisión con el Palacio Ducal (cruzando el Rio Di Palazzo).
Se llama de esta manera por los suspiros de los prisioneros que, desde aquí, veían por última vez el cielo y el mar.



Después de ver todo esto, nos dimos una vuelta por la parte de detrás de la Plaza San Marcos (al lado contrario de la basílica) donde se encuentran las mejores (y más caras) tiendas de Venecia. Además podéis aprovechar a hacer una parada en la Ferrari Store.

Hicimos una parada en el camino en una terraza de la Calle Larga San Marco que se llamaba Ostería Ai Specchieri y dónde nos metieron una buena “estocada” (12,5 euros por una cerveza y un zumo).

Tras la estocada, fuimos caminando dirección a la Estación de Santa Lucia. Paramos en un una terraza al lado de un canal Trattoria Al Ponte del Megio donde cominos una fritura de pescado, una lasagna, una botella de medio litro de vino blanco y una botella grande de agua por 36€.

Con el estomago llego cogimos el tren y a dormir ya que no podíamos con nuestro alma ninguno de los dos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada